Nunca… Siempre…

Nunca antes se habían visto, pero no se sentían extraños. Nunca habían hablado, pero las palabras surgían como entre viejos amigos. Nunca se habían tocado, pero ese roce de manos resultó familiar. No podía ser, pero lo era. No querían verlo, pero ahí estaba. No querían hablarlo, pero ambos lo sabían.

Volverían a separarse. Volverían a no verse en mucho tiempo. Volvería a instaurarse el olvido. Sin embargo, siempre que la vida volviera a cruzar sus caminos, serían cómplices de sus sentimientos. Sería cómo regresar al cálido y seguro hogar. Ambos lo sabían…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s