Mientes

jaque

Mientes, lo sabes. Mientes, lo sé.

Estudiaste tu disfraz de caballero galante, pero fallaste. Tus palabras son hermosas, pero tu sonrisa es cínica. Se adivina tu ferocidad en el brillo de tus ojos. Tratas de distraer la atención, con flores, con cumplidos, con dulces frases al oído. Te conozco, te he descubierto, tapas tus faltas y despistes con halagos. Con medida sibilina cargas las culpas en mi, soy yo la reticente, la que no se fía, la que duda de todo y no dudas en mostrarte ofendido.

Tú, sólo tú lo haces todo perfecto. Todo por mi, por un nosotros… Pero mientes, sólo soy tu trofeo, el premio a tu trabajo agotador. El perfecto trofeo para un lobo disfrazado de cordero. Pensabas que la corderita era dócil, pero diste con la que nunca sigue al rebaño. No me trago tus halagos, no quiero tus piropos ni tus flores, ni tus excusas cuando sabes que haces mal pero no lo quieres reconocer. Sabes que no soy una más y eso te amarga, nunca diste con una corderilla tan empecinada.

Tal vez sea que te equivocaste al catalogarme, no soy nadie desvalido ni necesitado de atenciones. No, yo soy otra cosa y deberías haberlo visto… No soy animal de presa, yo conduzco la manada. Tampoco soy una doncella ni una princesa, no quiero ni caballeros ni príncipes salvadores porque para salvarme y protegerme ya estoy yo. Soy una guerrera, una luchadora y lo único que quiero al lado es un aliado, alguien que luche conmigo, que me cubra las espaldas y que confíe en mi si he de salvarle de algún peligro.

¿Por qué te cuesta tanto de entender? Quítate el disfraz y muéstrate como eres, como sé que eres. Y después, márchate. Vete lejos de mi vista, no me importa lo que hagas pero cambia de pensamiento. Tu disfraz está apolillado, tus maneras obsoletas,…, pena me da que sigas y consigas a alguna pobre tonta… Alguna que aún piense que sólo necesita a un caballero andante al lado que la adule y le ponga la capa para que pise el charco. Pobre infeliz, la compadezco…

Así que déjame de mentir porque te veo, deja tu batalla porque la guerra conmigo la tienes perdida. Deja de pensar en cuentos y hadas, esa época pasó. Ah! y buena suerte… ten cuidado con los cepos, para cuando se quieren ver son tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s