Sueño en dolor

dolor

Hace unos días, tuve una jornada muy dura, el dolor llegó hasta las costillas y sentía una presión constante en el pecho. Volví a no aguantar sentada, a parar menos de 10 minutos tumbada boca arriba y a sentir mis piernas de goma. Además, sentía fuego en las tibias y un pinchazo constante en el muslo izquierdo que me impedía parar y relajarme. Aquella noche había soñado en dolor:

Tengo un sueño que se repite cada cierto tiempo. Bueno, más bien es cómo me siento yo en ese sueño. Sea cual sea el escenario, la gente siempre va más rápido que yo y noto cómo mis piernas flaquean de rodillas para abajo. Siento un cansancio y un dolor muscular muy concreto. Si os ponéis a hacer una sentadilla, parad a la mitad del recorrido que podáis hacer y tratad de andar. Sentiréis mucha tensión y os dolerán algo las tibias. Pues eso es lo que siento en el sueño, no puedo ni correr, ni escapar,… veo como me canso y, lo peor, por la mañana me despierto con un dolor tremendo.

Aquella noche corría, saltaba, me metía en problemas y tenía que huir de la policía por las calles del barrio. Todo iba bien hasta que me cambió el chip y quedé a cámara lenta, viendo como mis compinches corrían y yo era atrapada. Ni empezando bien logró acabar los sueños a lo Usain Bolt. Cómo es costumbre, amanecí con dolor… me desperté por el dolor, mejor dicho.

Sigue leyendo

Anuncios