Cara y cruz

máscara

Las entradas de Cara y Cruz estaban escritas desde hace mucho tiempo, guardadas en borradores para darles salida algún día que la Musa me abandonase. ¿Por qué salieron esta semana? Por un sueño que tuve.

Esta vez el sueño vino después del relato y no al revés, pues los sueños suelen ser la llave a un tema. Igual que algo visto durante un paseo, en las palabras de alguien, etc. La inspiración puede surgir de momentos cotidianos o negarse a aparecer por una temporada.

Era un día como otro cualquiera, no había pasado nada excepcional y no había escrito ninguna entrada, la Musa estaba de descanso. De cara a la madrugada, me desvelé varias veces pero, después, caí en un sueño muy profundo. En él, sentía como si ya estuviera despierta y activa.

“Me preparé para ir al gimnasio después de desayunar y, al entrar, me reencontré con mi monitora. Me preguntó por mi salud, mi vida,…, me reprendió por no haber ido en una temporada y yo me convertí en una mentirosa. Me vi contándole como si me hubiera pasado a mí, circunstancias y realidades de mis amigos. Me “adueñé” del trabajo reconocido de una de ellas, de la bonita historia que tienen otros dos a los que adoro y son una pareja encantadora. Además, mentí sobre cosas que esperaba que me ocurrieran pero que, como no, pueden no darse. Lo curioso es que me sentía genial contándolo, importante. Veía la cara de asombro y la sonrisa de mi monitora, sus enhorabuenas y eso iba alimentando mi ego.

De pronto, me di cuenta de que tenemos a alguien en común y que, con un simple comentario por encima, esa persona puede derribar toda mi “realidad”. Noto como me pongo nerviosa y me despido aceleradamente, no sin decirle “no se lo digas a nadie, ya sabes como es la gente”. Mi nerviosismo creció cuando pronunció su “tranquila”, traducido a “enseguida lo comento” y salí corriendo para casa.

Me saltaba semáforos en rojo, adelantaba a los peatones sin pedir disculpas, etc. ¡Sólo quería llegar a casa y poder llorar! No me daba cuenta de nada a mi alrededor, sólo iba pensando en las mentiras, en cada palabra mencionada y sólo notaba la angustia por haberlo hecho. ¿Por qué lo hice?”

Como veréis, tiene mucha relación con las entradas. Conozco a algunas personas que se amparan en una realidad que no les corresponde. Desconozco si es por presión de los familiares en el sentido de “mi niño es el mejor”, por sentirse importantes y/o reconocidos o si, por el contrario, está relacionado con algún trastorno de personalidad. No soy quién para diagnosticar, cada uno tenemos nuestras circunstancias y razones.

Bien es cierto que yo no le veo sentido. Desde pequeña, he oído muchos “fíjate, mi fulanito sacó las mejores notas”, “uy, pues mi menganito es la mano derecha de su jefe”, “sí, pues mi zutanito cobra un dineral”, etc. Esas comparaciones y ese “es mejor que” puede hacer mucho daño. Sé de casos en los que esa presión han llevado a amigos o familiares a la amargura. Siempre se espera lo mejor, pero siempre hay alguien mejor que tú y, cómo no, si eres el mejor te intentan desprestigiar por otro lado. Parece que nadie pueda ser uno mismo y tan válido como cualquier otro.

Deberíamos darnos cuenta de que no necesitamos responder ante nadie más que ante nosotros mismos, seguir nuestro camino plenamente sin elucubrar o distorsionar nuestra realidad. Seamos libres de las opiniones, los moldes y las etiquetas. Con la conciencia limpia, sin hacer daño a nadie (ni a nosotros mismos, si es posible) y tratando de no ser más de lo que eres, debería bastar. ¿No creéis?. ¿Para qué la mentira o el aparentar? ¿Para qué vivir pensando en qué contaste a cada uno para no errar? Es un tema para reflexionar bastante y si queréis comentar… ¡adelante!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s