La vida de Brian

brian2

Hace un año, en nuestra desaparecida web Generación80.com escribí sobre una peli que apetece ver, especialmente, en estas fechas. Os dejo mi “trabajo” sobre ella:

“La primera escena nos sitúa en el día de Navidad. Justo en el establo vecino al de Jesucristo, nace Brian, hijo de una libertina mujer y un soldado romano. Desde ese momento, la vida de Brian correrá paralela a la del profeta, con el que se le empieza a confundir.

El día que Jesús predica las Bienaventuranzas, Brian conoce su origen. Su madre le confiesa que no es hijo del seños Cohen, sino de un centurión romano llamado Traviesus Maximus. Es a partir de este momento cuando Brian pierde algo de su identidad y necesita reafirmarse.

Mientras trabaja en el circo romano como repartidor de extravagantes “golosinas” conoce a cuatro integrantes del Frente Popular de Judea. Entre ellos se encuentra su amor Judith y decide demostrarles que odia a los opresores romanos “como el que más”.

Para asegurarse de su valor, Red le encarga una misión contra el Palacio de Pilatos, que será su primer encontronazo con la Guardia. Consigue huir a duras penas pero consigue el respeto de todo el grupo revolucionario. Su segunda misión será un ataque conjunto al Palacio y una posterior extorsión al Gobernador.

El plan se tuerce al aparecer en juego otro grupo revolucionario y lo único que consiguen es llamar la atención de la Guardia. Brian es detenido y llevado ante la presencia de Pilatos en una de las escenas más memorables de la película. Aprovechando una “divertida” sublevación de los soldados y la confusión, Brian consigue huir.

Varios soldados intentan darle alcance pero le pierden la pista cuando Brian se hace pasar por un predicador. Sin quererlo, llama la atención de un pequeño grupo de personas que le seguirán al pensar que tiene un gran mensaje. Brian es perseguido por una multitud que lo eleva al grado de “divinidad” por mucho que él lo niega. Su fama aumenta, consigue la admiración de Judith y todo parece sonreírle. Sus colegas del Frente quieren explotar su papel “divino”.Y… hasta aquí podemos leer…

Esta consagrada película de los Monty Python fue grabada en 1979, dirigida por Terry Jones y protagonizada por él y los otros 5 componentes del grupo cómico británico. En su producción tuvo un gran papel el ex beatle George Harrison, quien aportó casi todo el capital y llegó a decir que la hicieran aunque sólo la viera él.

Ya en el 79, los Monty llevaban 10 años con su programa Monty Python’s Flying Circus en la televisión británica y habían grabado otras dos películas: “Se armó la gorda” (1971)” y “Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores” (1975). Sin embargo, esta aventura en la que un muchacho comparte cumpleaños con Jesucristo fue con la que se dieron a conocer ante el público español.

En nuestro país, aún duraban los coletazos de la censura franquista y, además, la Iglesia había montado todo un escándalo alrededor de su estreno. Decían que se maltrataban las Escrituras y aducían a una falta de respeto absoluta con el atrevimientos de equiparar a un simple joven con la figura de Jesús. A pesar de todo, el público supo diferenciar en esta sátira una gran comedia en la que no se cuestionan las creencias sino que muestra la cara más simpática de uno de los episodios más significativos de la Historia. Se estrenó en V.O.S. (versión original subtitulada) previendo que echaría para atrás a mucho público pero “La vida de Brian” sobrepasó todas las expectativas y, gracias al boca-oído (boca a boca) estuvo más de un año en cartel en el Cine Madrid de la capital española.

Según ellos, es la obra maestra del grupo y, de hecho, aunque han tenido unas brillantes carreras por separado, nunca superaron como los Monty el éxito de esta cinta. Y, aparte, ellos mismos reconocen que es la más lograda, mientras que “el sentido de la vida” tal vez no debió grabarse nunca.

Una canción asociada a esta película es, sin duda alguna, la del cierre “Always look on the brigth side of life” y que es todo un referente y canto al optimismo. En el entierro de Graham Chapman (Brian), fue la canción con la que le dieron el último adiós, ya que quería despedirse con el caracter alegre con el que todos le recordaban. Después de un breve testimonio, Idle empieza a entonar la canción e inmediatamente, toda la capilla se levanta para entonarla y brindársela a su querido Chapman.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s