El valle del asombro

valleasombro

Una de mis últimas lecturas de julio ha sido “El Valle del Asombro” de Amy Tan. En su contraportada, nos encontramos con estas líneas que nos dedica su protagonista, Violeta.

“Yo era una niña americana en un traje marinero, una cortesana virgen con chaqueta de seda de cuello alto, una viuda estadounidense con la cara bañada de lágrimas, una esposa chica con un ojo morado… Un centenar de versiones de mí misma, a lo largo de los años, se apiñaban en la cubierta y contemplaban Shangái desde la popa.
Pero el barco no zarpaba nunca y yo temía desembarcar y empezar de nuevo mi vida cada día.”

Sigue leyendo

Anuncios

Te encontraré

Imagen

Mi penúltima lectura:

Rachel es una joven reportera que se enfrenta a dar la peor noticia de sucesos posible; su mejor amiga, Clara, ha desaparecido sin dejar rastro. No sabe cómo reaccionar y lo único que se le pasa por la mente es la promesa de encontrarla, cueste lo que le cueste.

Retirada de la noticia y tras prestar declaración ante la policía, Rachel se encuentra con un nuevo varapalo y es asimilar que todo indica una cosa: el  novio de Rachel ha desaparecido con ella.

A partir de ese momento, nos metemos de lleno en los recuerdos de nuestra protagonista: la mala relación con su madre, el soplo de aire fresco que fue conocer a Clara, sus anécdotas en el colegio y sus primeros roces… Nadie conoce a Clara mejor que ella pero ¿realmente es así?

Sigue leyendo

Tiempo de Arena

arena

Os presento mi última lectura de mayo: “Tiempo de arena” de Inma Chacón. Un título que ha tardado en pasar por mis manos, pues fue finalista del premio Planeta de 2011, y que os recomiendo. No cae en exceso de narrativa, la acción tiene un buen ritmo y se lee con facilidad. A mí me enganchó y me duró muy poquito.

Conocemos a la familia del Marqués de Sotoñal. Familia que regresa a España desde Filipinas, donde los disturbios y las batallas por su Independencia están en pleno apogeo. Mariana, la heredera, volverá a su palacio en Toledo junto a su hija Xisca y a su hermana pequeña, Alejandra; mientras que la mediana, Esclaramunda, vivirá entre su cigarral lindante con el palacio y la capital española.

Las dos mayores viven enfrentadas desde pequeñas pues, mientras que Mariana fue educada para heredar el marquesado, Esclaramunda siempre fue la preferida del Marqués, quien la introduce en el mundo masón. La hermana menor, Alejandra, intentará durante toda su vida que las relaciones familiares no sean tan tensas.

Sigue leyendo

El chico sobre la caja de madera

IMG_20140418_132311[1]

Tras una larga sequía lectora, una de tantas fases que puedo llegar a pasar, he recuperado la ganas de leer con este título.

Si os digo la verdad, el título me intrigaba pero no llamó mi atención en el catálogo del Circulo de Lectores. Por suerte, mi madre, más lectora que yo si cabe y con buen olfato para las buenas historias, reparó en él y el pequeño libro llegó a casa.

Fue ella quién me lo recomendó, diciéndome que era muy bonito pese a la dureza de cuánto relataba.

Y sí, es duro, pero contado con tal naturalidad y visión desde el pasado, cuando el dolor se atenúa pero los fantasmas siguen ahí, acechando cuando pueden. Es la historia de Leib Lejson, rebautizado Leon Leyson, un niño judío de 10 años que vive en Polonia y sufre, en primera persona, los horrores nazis. Desde su llegada a un campo de concentración, su único pensamiento será sobrevivir un día más y esperar que toda su familia se reúna de nuevo.

Para más datos, os diré que es un Schindlerjuden o judío de Schindler. Su padre entró a trabajar en una de las fábricas de Oskar Schindler y éste intentó por todos los medios que la familia Lejson permaneciera unida y lo más a salvo posible. Él tenía el orgullo de haber tratado con Oskar y compartido con él complicidad, charlas en su despacho, etc. y dedicó la última parte de su vida a contar por todo Estados Unidos lo que ese “héroe” hizo por todos los judíos que pudo, valiéndose de su inteligencia y de numerosos sobornos.

Y otro motivo para recomendaros el libro es el Epílogo donde Leon narra su nueva vida en América, sus años de silencio y la herencia vital que le dejó a sus hijos y a cuantos le rodearon. Ha sido una sorpresa y me ha arrancado más de una sonrisa ver como no perdió nunca las ganas de vivir, de aprender, de superarse,…, el legado de amor, comprensión e ingenio que dejó tras su muerte. Además, hay material fotográfico para ponerle cara, ver el positivismo que transmitían su ojos.

Y me quedo con una frase tonta que decía cuando la tostada se caía del lado de la mantequilla “Supongo que he untado el lado equivocado”. ¿Por qué? Porque después de todas sus vivencias, de sus motivos para odiar y/o vivir con miedo o tristeza,… su personalidad y su humor supusieron que lograra salvarse no sólo en los campos nazis, sino en su día a día durante el resto de su larga vida.

Completamente recomendable y de fácil lectura. Pasa a ser una de mis pequeñas joyas literarias.

Infierno de neón

infierno

Matías es un profesor de instituto, divorciado y deprimido que tiene la mala suerte de presenciar el asesinato de dos mujeres latinoamericanas durante su paseo por la ciudad de Murcia.

Una de ellas aún está con vida cuando Matías llega hasta ellas pero muere entre sus brazos. Sin saberlo, se convierte en el punto de mira de los asesinos y, esa muerte, le dará la fuerza necesaria para darle un nuevo giro a  su vida.

A punto de jubilarse, el agente Pedro Corrales se hace cargo de la investigación. Lo que empieza como un homicidio doble destapa la presencia de una importante banda mafiosa, dirigida por Don Carlos y Cesare Parrelli. Corrales, además de proteger a su testigo y punto de mira de tres hombres de la organización, tendrá que enfrentarse al mundo del narcotráfico, la trata de esclavas sexuales y a la impotencia frente al sistema corrupto y burocrático.

“Infierno de neón” es una novela del autor valenciano Juan Ramón Barat (J. R. Barat), editada por Ediciones del Viento y ganadora del XVII Premio Ciudad de Salamanca. Es una obra directa, descarnada, en la que plasma con crudeza cómo la vida, para estos desalmados, no vale nada. Las escenas en las que pisotean los sueños y la dignidad de las chicas, en las que les arrebatan las razones para seguir viviendo son muy explícitas y te lleva a la indignación y la impotencia.

Sin duda, es una novela que no te deja indiferente y en la que te sumerges de lleno. No se hace pesada y es una verdadera muestra de lucha entre lo más bajo del ser humano y los grandes valores.

Por cierto, la convocatoria para los Premios de Poesía y de Novela Ciudad de Salamanca está abierta desde esta semana (información aquí)