Ejemplo vital

Llego de pasar una semana en mi pueblecito salmantino. Sólo llevamos 6 años asentados ahí pero la acogida no ha podido ser mejor, son poco más de 30 vecinos y creo que eso influye en la hora de acoger a los nuevos con los brazos abiertos. A mí, por mi carácter y mis circunstancias, me ha costado más abrirme aunque, a día de hoy, ya estoy integrada.

Obviamente, cada uno tiene unas peculiaridades y, a lo largo del tiempo, vas conociendo sus historias, sus anécdotas y vas viendo la afinidad que tienes con cada uno. Yo, desde el primer día, he conectado con Micaela quien es el motivo de este post.

Sigue leyendo

Por fín, puerto

Después de una larga travesía, en la que el miedo a haber perdido el rumbo amenazó alguna vez, puedo decir que he llegado al puerto previsto. No obstante, el verdadero viaje empieza ahora, esta travesía sólo ha sido una prueba, una dura prueba.

La sensación de estar perdida, a la deriva, en ocasiones me asediaba. Llegué a pensar que, aunque empecé la aventura con la máxima confianza en mí, me había equivocado. Después, las condiciones no fueron nunca favorables: galernas, tormentas, marejadas y asaltos de otros buques,… Eso sí, a pesar de todo, nunca dejé de mirar hacia la Estrella del Norte, ni mapas, ni rutas, ni brújulas, ni mi valía como timonel eran fiables, pero si me fijaba en ella, si no la perdía de vista… habría una esperanza.

Y sí, ella no me falló, mi determinación y no darme nunca por vencida hizo el resto. Hoy he llegado a puerto, he conseguido mi objetivo prioritario y ahora sólo me queda echarme otra vez a la mar, en busca de mi Ítaca.

Iré compartiendo mi diario de Bitácoras.

En su realidad (Cruz)

desolacion

Seguir soñando le costaría esa noche, él había salido con una tenista cuando ella les había dicho que nunca iba con él para no se supiera que eran novios y, si no había torneos a la vista, eran muy discretos. Tenía que cambiar algo, lo que no sabía era si “su vida” o sólo ese pequeño detalle.

Lo cierto es que tenían envidia a una mentira. No sabe cuándo empezó pero su vida parecía tan aburrida, tan carente de alicientes, que se puso a fantasear. Tanto fantaseó que la convirtió en su nueva vida, sus amigos la veían como una pequeña triunfadora… Padres con dinero, buen coche, la suerte al conocer a su prometido, lo mucho que se querían, la boda en breve, su piso para no estar con sus padres y, por supuesto, el puesto de trabajo.

Sigue leyendo

Último paso

Alguien me dijo un día “Laura, el último paso es el que más cuesta, no te agobies. Lo ves ahí, a mano, te queda un último esfuerzo pero, al mismo tiempo, sientes un cansancio inmenso por lo que te costó llegar”.

Debo decir que tenía mucha razón. No lo dudé en su momento y no lo dudo ahora. Ahora… faltan apenas 10 días para que se cumpla uno de los plazos con los que, últimamente, me llevo tan mal. Dentro de unos días, sabré si consigo o no que ese último paso, ese último esfuerzo sea el justo y necesario.

Y aunque tengo una ilusión tremenda por cerrar una etapa, por centrarme al 100% en mi recuperación y la medida de mis fuerzas,… el cansancio se nota. Pienso que si llegué hasta aquí con lo intrincado que se puso el camino, con las veces que veía los obstáculos tan grandes como para no superarlos y, después, no entrar en mí de orgullo por rebasarlos y coger fuelle, etc. ¡¿Cómo no voy a poder con la última semana?!.

Sólo un paso más… Puede ser el que más cueste pero no llegamos hasta ahí para caer desfallecidos ante la línea de meta, ¿no?

En su nube (Cara)

Image

Sin duda, había sido un gran día. No podía creerse lo afortunada que era, lo redonda que parecía su vida. Más de una amiga le envidiaba, no era para menos.

Unos segundos después de que sonara su despertador, había recibido un mensaje de buenos días de su prometido. Estaba lejos, trabajando sin parar y, aún así, ninguna mañana fallaba. No habían decidido nada pero no debían preocuparse, ella estaba apuntada en la lista de espera de la Catedral. Aún ni se conocían por aquel entonces, pero nadie podría negar que era muy previsora. Y pensar que sus amigas se rieron cuando lo contó…

Sigue leyendo